viernes 24 de mayo de 2024

SIN FRONTERAS

‘Una historia propia’, el espectáculo que marcó el regreso del Coro Polifónico de Bolívar

Tuvo lugar en el Auditorio de la Biblioteca Rivadavia en octubre de 2022.

‘Una historia propia’, el espectáculo que marcó el regreso del Coro Polifónico de Bolívar

El Coro Polifónico de Bolívar nació en 1974, en marzo de 1986 ingresó como director Vicente Pérez Ramos, debutando bajo su batuta en el encuentro de coros “Bolívar 86”. Ha transitado un largo recorrido de excelencia coral con decenas de espectáculos, conciertos realizados en más de cincuenta ciudades de la provincia, parte del país recorrido, y un encuentro coral en Colonia, Uruguay. Además, realizó conciertos junto a Opus 4, y en dos versiones de ‘La Misa Criolla’, con Ariel y Facundo Ramírez, Jaime Torres, Zamba Quipildor y Domingo Cura.

“Iniciamos este camino del canto coral con el Polifónico y como dice la obra del chileno Julio Numhauser, ‘Todo cambia’, y por supuesto que la metodología, la dinámica del trabajo coral también ha ido cambiando - cuenta Vicente Pérez -. En aquellos tiempos iniciales todo era un poco más a pulmón, se centraba sobre un trabajo presencial. Las partes de cada una de las cuerdas que componían la estructura coral eran cuatro voces, luego iríamos avanzando a una propuesta más abierta. Tiempo después se fue enseñando a través de un casete, y de a poco fuimos avanzando, adaptándonos y favoreciendo el andar de la enseñanza”.

Nos detenemos en Una historia propia (Homenaje a mujeres compositoras), el espectáculo que brindó el Coro Polifónico en el Auditorio de la Biblioteca Rivadavia en octubre de 2022.  El repertorio se centró en obras de María Elena Walsh, Violeta Parra, Eladia Blázquez y Teresa Parodi, más el aporte de temas de la dupla Ariel Ramírez-Félix Luna, Yupanqui-Del Cerro y Javier Signano.

 

‘Una historia propia’ significó la vuelta del coro luego de la pandemia, la obra anterior había sido en 2019 con ‘Andando caminos’.

 

“Cuando llegamos al lamentable tiempo de pandemia - dice Vicente -, nos subimos a esa interesante propuesta que fue el zoom y desde allí seguir avanzando y preparándonos hasta llegar a ese collage de canciones y textos que tuvieron como eje a la mujer compositora y que posteriormente se plasmaría en ‘Una historia propia’, eso fue producto de haber dado continuidad al grupo, a nuestra relación y a la música a través de la posibilidad que nos dio el zoom”.

Cómo prólogo de Prohibido prohibir, de Eladia Blázquez, Vicente agradeció a Jorge Portela por su trabajo de transcripción: “Desde que el coro nació hay una persona que permanentemente hizo un trabajo encomiable. Ha pasado una cantidad de obras impresionante en todos estos años, no recuerdo bien si son trescientas o cuatrocientas. Hasta el día de hoy sigue trabajando en todo esto que ustedes ven acá, es un trabajo tremendo, pasar notita por notita, cuerda por cuerda. Nuestro agradecimiento como grupo es inmenso”.

 

 

Portela ingresó al Coro Polifónico poco tiempo después del ingreso de Vicente Pérez, y ya contaba con conocimiento musical y pianístico. Con respecto a su tarea, nos cuenta: “Me molestaba usar las partituras grandes porque era muchas páginas, entonces impusimos la partichela, donde se transcribe la parte de cada cuerda en una sola hoja, y es mucho más fácil para los ensayos. Y así, de a poco, fui transcribiendo todas las obras que hicimos. En un principio las conservaba en papel, ahora las tengo en la computadora, Vicente me manda lo que tiene que cantar cada cuerda, yo reparto las partichelas, luego cada cuerda se reúne a ensayar, y por último, Vicente nos junta”.

 

Seguir leyendo: La singular formación musical de Saladillo que agrupa casi exclusivamente a bandoneones

 

Jorge y su esposa, Susana Artola, ingresaron en el comienzo de la gestión de Vicente, luego ingresarían sus dos hijas, y tiempo después, su nieta. Hoy el coro cuenta con tres generaciones de la familia: Jorge Portela, María Isabel Portela y Julieta Scivetti.

 

Tres integrantes del coro cuentan su experiencia con ‘Nuestra Historia’:

 

María Isabel Portela

“Sospecho que serán anécdotas de la historia del coro, se me ocurre. La experiencia de ser un borrega, al igual que Guada, y compartir escenario con Ariel Ramírez, Zamba Quipildor, Domingo Cura, Tucuta Gordillo, interpretando La Misa Criolla, y luego, nuevamente hacerla con Facundo Ramírez. Una anécdota, cuando se nos inundaron las carpas en Villa Gesell, y Vicente le hizo de sombrillero al tecladista de Los Arroyeños porque llovía”.

 

Emilia Oyarzábal

“Fue un enorme trabajo, pensado, ideado, analizado por un gran director e interpretado por muchas personas que cada una desde su espacio, tiempo y sentir han intentado transmitir al público oyente tal vez una de sus mejores propuestas en todos estos años de trayectoria. Eternamente agradecida de formar parte de este grupo que tiene un ‘timón’ increíblemente talentoso e inteligente".

 

Juan Castro

“Creo que todos presentábamos una carga de nervios, habíamos salido de una pandemia, viéndonos muy poco, y trabajábamos por zoom, que era una forma distinta de ensayo. Nos pareció que era la primera vez que nos presentábamos ante el público. Me gustaron mucho los temas que se eligieron y los autores, tenían una carga emotiva muy interesante. Fue una presentación con el ingrediente de saber cómo nos iba a recibir la gente después de casi tres años, pero fue una linda experiencia”.

 

 

Por último, le preguntamos a Vicente, ¿cuál es el secreto para armonizar decenas de voluntades y llegar a un fin común, el canto compartido?

“Yo creo que no existe un secreto, más bien se podría hablar de una receta -contesta -. Estoy convencido que la actividad coral es un espacio de convivencia donde todos nos encontramos alineados detrás de un objetivo común, que es cantar. Nos identificamos con el hecho solidario donde todos necesitan del semejante, o del otro, para que el resultado sea el óptimo, o al menos el esperado. En el hecho coral la tarea es eminentemente solidaria. Más allá de estas características, obviamente que la actitud, el compromiso y la pasión son valores necesarios e imprescindible para que la propuesta pueda llegar a lo que se pretende, a un buen puerto”.

 

 PRESENTE TE NECESITA  

Parte de la sostenibilidad de este medio es gracias al aporte voluntario de personas que están satisfechas con el servicio que brindamos. Si valorás el trabajo de nuestro equipo, te invitamos a que hagas tu aporte haciendo click acá.

¿Qué opinión tenés sobre esta nota?


Me interesa 0%
Me asombra 0%
Me da alegría 0%
Me entristece 0%
Me enoja 0%
SEGUÍ LEYENDO
ÚLTIMAS NOTICIAS