lunes 24 de junio de 2024
Potenciá tus ventas haciendo click acá

FIN DE UNA ERA

Una vida de cartero: Walter Tissoni se despidió del Correo Argentino

El trabajador postal visitó los estudios de PRESENTE.

Una vida de cartero: Walter Tissoni se despidió del Correo Argentino
domingo 02 de junio de 2024

Probablemente no haya bolivarense que no conozca, aunque sea de vista, a Walter Tissoni. Desde hace 38 años, cada día lo ha encontrado en las calles de Bolívar entregando correspondencia y -como él lo llama- "haciendo gauchadas". El pasado 16 de mayo dejó atrás una etapa que marcó su vida y afirma que extrañará mucho a la gente.

La historia de Walter Tissoni con el Correo Argentino se remonta a sus abuelos y tíos. Su familia trabajó en la empresa y fue a través de ella que pudo ingresar hace casi cuatro décadas. Primero en Buenos Aires y luego en su ciudad natal.

Una vez en Bolívar le fue asignada la tarea de repartir telegramas, aunque al poco tiempo quedó como cartero. Para trabajar en la calle adquirió una bicicleta que conserva hasta la actualidad: "La compré frente a la clínica modelo. El hombre, de apellido Morell me parece, la tenía nuevita, cero, y tanto que lo jodí me la vendió. Hace 38 años que la tengo".

 

 

En medio de un proceso de achicamiento de la empresa que impulsa el Estado nacional, Walter recibió una propuesta de retiro voluntario y decidió aceptarla. "Vienen cerrando sucursales y yo tomé la decisión porque, pensándolo bien, la verdad que a uno le conviene", expresó.

Para el cartero, en la empresa "viene mal la cosa" y cree que puede llegar a privatizarse. Consideró que durante otras administraciones, el objetivo de reducir el personal del Correo "no fue tan fuerte" como esta vez, dado que de 17 mil empleados quieren sostener solo a 8 mil en todo el país. A la vez, recordó que durante la década de 1990 la mayoría pudo seguir trabajando aunque "nos quedaron debiendo mucha plata".

 

"Lo que más voy a extrañar es la gente"

  

De su paso por el Correo Walter subrayó que el contacto con la gente es lo que más lo completó. "Yo tenía muchas ganas de trabajar, de andar, hacer gauchadas como por ejemplo a los chicos de los bancos", expresó y confesó que lo que lo alegraba todos estos años era "salir a la calle para estar con esa gente".

 

Seguir leyendo: Preocupación en Urdampilleta: ¿Qué pasa con la sucursal del Correo Argentino?

 

"La calle hoy en día te hace aprender de cosas, por más años que tengas de servicio todos los días aprendías algo. Es la gente lo que más me va a doler no verla más todos los días", señaló.

Entre las muchas anécdotas que le dio su trabajo, Walter recordó los tiempos en donde las telecomunicaciones todavía no habían aprecido: "Los primeros años se mandaban muchas cartas, las parejas te esperaban afuera para recibirlas. Eso se terminó al poco tiempo con el asunto del teléfono".

 

Cómo sigue su vida

 

A poco de jubilarse de cartero, Walter aceptó el retiro y continuará con su trabajo de alambrador que desarrolla desde hace cuatro años con su hijo. "Hay mucho trabajo también, quien diga que no lo hay es mentira, si vas al campo hay mucho", opinó al recordar el oficio que le enseñó su padre.

En cuanto a la sucursal del Correo, cree que difícilmente cierre dado que Bolívar tiene mucha demanda de correspondencia, aunque dijo que lamentará si con su salida queda un solo cartero para toda la ciudad. "Yo le deseo la mejor de la suerte a mis compañeros, fueron muy buenos y no tengo nada para decir de ellos, todo lo contrario", expresó.

 

 PRESENTE TE NECESITA  

Parte de la sostenibilidad de este medio es gracias al aporte voluntario de personas que están satisfechas con el servicio que brindamos. Si valorás el trabajo de nuestro equipo, te invitamos a que hagas tu aporte haciendo click acá.

¿Qué opinión tenés sobre esta nota?


Me interesa 0%
Me asombra 0%
Me da alegría 0%
Me entristece 0%
Me enoja 0%
SEGUÍ LEYENDO
ÚLTIMAS NOTICIAS