viernes 24 de mayo de 2024

Tecnología

El bolivarense que cambió de trabajo y brinda cursos de programación a adolescentes de Latinoamérica

Nicolás Rivadeneira es fotógrafo, trabajaba en una oficina de prensa y comenzó a estudiar de forma virtual. Recibió una beca de una empresa donde es responsable de la comunicación y brinda capacitaciones.

El bolivarense que cambió de trabajo y brinda cursos de programación a adolescentes de Latinoamérica
domingo 21 de mayo de 2023

Nicolás Rivadeneira estudia programación y recibió una beca de una empresa de software líder a nivel mundial que tiene sede en Inglaterra. Desde entonces dejó de lado la fotografía, profesión a la que se dedicaba, y trabaja desde su casa, en Bolívar. “Nunca es tarde para estudiar e intentar cambiar de lo que uno vive. Para ser más feliz, hay que intentarlo”, afirmó.

La empresa se llama Aptugo y en 2021 creó la primera herramienta de desarrollo de software que permite programar tanto de manera visual como tradicional. A través de la utilización de inteligencia artificial, permite desarrollar aplicaciones completas en minutos de manera visual y generando automáticamente todo el código fuente. Ha capacitado a más de 38.000 personas que, en cursos y clases magistrales, aprendieron a crear sus propias aplicaciones de software, muchas de ellas sin haber contado con ningún conocimiento previo.

“Aparentemente les llamó la atención mi perfil, el conocimiento que tenía y me introdujeron en la empresa, en primer lugar a trabajar como tutor en los cursos. En la actualidad estamos dando un curso de programación en conjunto con Globant para chicos de toda Latinoamérica de 13 a 17 años”, detalló Nicolás.

En paralelo, el bolivarense sigue la carrera de programación y diseño UX/UI, de experiencia de usuario que, según definió, “es el diseño gráfico y el estudio de mercado relacionado al usuario para diseñar una aplicación o un producto en base a sus requerimientos”. El último curso que hizo se enfocó en escritura en páginas webs o aplicaciones. “Investigamos cómo habla el usuario y todo el producto se escribe en el tono o en la jerga que utilice”, explicó.

Tal la palabra de Nicolás, se esmeró en el primer tiempo de su formación y logró llamar la atención con su predisposición a resolver problemas. En octubre de 2022 se incorporó full time en la empresa siendo coach, community manager y diseñador UX/UI. “Para entrar si o si hay que hacer el curso y pasar por ser tutor”, indicó.

En tanto, sus tareas en la actualidad son diseñador UX/UI, social media manager, content manager, community manager y dirección de prensa. Cuando renunció el diseñador jefe de redes sociales, Nicolás asumió ese puesto y más tarde se hizo cargo también del área de prensa.

Aptugo tiene sede en Inglaterra y quienes trabajan lo hacen de forma remota, cada uno en su casa u oficina. “Puede suceder por alguna razón especial que se requiera viajar, pero al menos por el momento a mí no me tocó”, comentó el bolivarense.

En cuanto a sus compañeros/as de trabajo, mencionó que hay personas desde 18 a más de 60 años que se desempeñan en la empresa. “Somos todos argentinos, la mitad del personal vive en San Luis y los demás en Mendoza, Catamarca, San Juan, Misiones, Córdoba, Rosario, Santa Fe, Capital Federal y yo, en Bolívar”, enumeró.

Uno de los aspectos que destaca Nicolás de su nuevo trabajo es la comodidad. “Tengo fines de semana, laburo desde casa, puedo pasar tiempo en familia y manejo mis tiempos por más que me ponga un horario porque se trabaja por objetivos”, contó.

Anteriormente el programador se dedicaba a la fotografía, profesión que no descarta retomar a largo plazo, ya que por ahora su idea es enfocarse totalmente a la tecnología y a la programación. “Una vez que termine la carrera voy a descansar un poco porque vengo desde mayo del año pasado laburando, siendo papá y estudiando. La idea es seguir estudiando inglés y profundizando en la carrera con otros cursos, en un corto plazo, pero con un intermedio de uno a tres meses de descanso”, mencionó sobre sus proyectos.

“Tengo 36 años y en un año básicamente cambié de rubro y de vida, simplemente con esfuerzo y noches sin dormir”, dijo entre risas más adelante. “Nunca es tarde para estudiar e intentar cambiar de lo que uno vive. Es difícil cambiar 360º la vida, pero en algunos puntos para ser más feliz, hay que intentarlo. Si yo con 36 años pude, laburando 24/7 y siendo papá, cualquiera puede, hay que meterle pilas nomás”, terminó Nicolás.

¿Qué opinión tenés sobre esta nota?


Me interesa 0%
Me asombra 0%
Me da alegría 0%
Me entristece 0%
Me enoja 0%
SEGUÍ LEYENDO
ÚLTIMAS NOTICIAS