lunes 24 de junio de 2024
Potenciá tus ventas haciendo click acá

Messi habló por primera vez después de ser campeón del mundo: “Desde ese día cambió todo para mí”

Messi habló por primera vez después de ser campeón del mundo: “Desde ese día cambió todo para mí”
lunes 30 de enero de 2023

Desde el 18 de diciembre de 2022, la vida de Lionel Messi cambió para siempre. A pesar de haber conquistado la mayoría de los logros como futbolista, y tras ganar la Copa América en Brasil con la selección argentina, al astro rosarino le faltaba algo. Y eso era consagrarse en un Mundial. Finalmente, en su quinto intento pudo levantar el trofeo de la Copa del Mundo con el combinado nacional.

Después de disfrutar de una celebración histórica en Argentina, Messi regresó con su familia a París y a pocas horas de haber jugado con el PSG en el empate ante el Reims, Leo habló por primera vez luego de ser campeón del mundo. Y lo hizo en una entrevista que le concedió a Andy Kusnetzoff en la capital de Francia.

“Siempre le agradezco a Dios. Yo sabía que me iba a regalar un Mundial, no sé, lo sentía”, dijo Messi en uno de los adelantos que se publicaron en el programa Perros de la Calle por Urbana Play en relación a su pedido para poder celebrar el máximo título que puede conseguir un jugador. “Por suerte se dio lo que tanto soñamos. Por suerte se dio al final. Desde ese día cambió todo para mí. Ahora lo podemos decir”, sumó Leo.

También habló de lo que fue ver los festejos en Argentina tras la consagración en Medio Oriente. “Fue una locura, la felicidad de la gente, gente grande, chicos, de todas las edades. La felicidad que tenían era inexplicable”, agregó el histórico número 10 de la selección argentina.

En la previa de la entrevista completa, el conductor dio detalles de cómo se produjo el reencuentro con el actual futbolista del PSG. Contó que recibió un llamado de Marcelo Méndez, el director de comunicación de Messi, quien lo invitó formalmente a viajar a París para entrevistar al jugador surgido en la cantera de Newell’s.

Lo más destacado de la entrevista

La copa que levantó y no era la original: “No sé porque hubo quilombo con la Copa. Levanté la buena y después en los festejos hubo medio lío. No sabíamos si era la verdadera o no, pero ya había sido el primero junto a mis compañeros. Es pesadita”.

Cómo vivió los festejos: “Lo comentaba con los chicos, creo que lo dije antes de que pase. Todo lo que imaginaba iba a ser chico al lado de lo que realmente iba a pasar y así fue. Fue algo mucho más de lo que había imaginado, lo que fue con la gente, sensaciones mías, de mi familia, de Argentina. Fue mucho más de lo que imaginaba y eso no era poco, imaginarse ser campeón del mundo. Era algo grande y fue más todavía”.

Los deseos del mundo para que gane el Mundial: “Obviamente cada uno deseaba primero que su país sea campeón y a medida que iban quedando afuera iban con Argentina porque deseaban que yo sea campeón del mundo. Fue algo que escuché durante mucho tiempo, antes de que arranque también. Más allá que cada uno iba con su país, la gente quería que yo lo gane. Creo que nunca se dio una cosa así, toda esa energía hizo que al final se dé”.

El ritual con Antonela antes de la final: “La verdad que seguimos un poco más o menos lo que hicimos lo del Mundial. Hablábamos antes de irnos a dormir, sin tocar el partido o nada especial. Hicimos la rutina de siempre, de cada día antes de los partidos o los dos, tres días que repetíamos lo mismo. Estaba muy tranquilo, dormí muy bien, durante todo el Mundial estaba muy relajado, sentía que estábamos bien, que yo estaba bien, que estábamos haciendo todo para que se dé y tenía una tranquilidad muy grande. Pude dormir bien y no tuve la ansiedad esa de querer que llegue el partido. Bah, sí pero lo supe manejar muy bien”.

Messi y Di María con una réplica del trofeo durante los festejos (Photo by Gustavo Pagano/Getty Images)Messi y Di María con una réplica del trofeo durante los festejos (Photo by Gustavo Pagano/Getty Images)

El gesto de “ya está” con su familia: “Que se había terminado después de tanto tiempo, tanto sufrimiento porque hubo tiempos en lo que sufrí mucho con la selección. Muchas decepciones, siempre haber estado tan cerquita y que nunca se dé. Recibí durante mucho tiempo críticas de todos los colores y sé que mi familia sufría igual que yo o más. Siempre querían demostrarme que estaban enteros, que estaban fuertes. Pero yo sé que por dentro estaban sufriendo muchísimo no sólo porque no se daba sino por las cosas duras que dijeron hacia mi persona, que sobrepasaban lo futbolístico. Eso era lo que realmente me molestaba y me dolía. Era como cerrar el círuclo. Ganamos la Copa América, ganamos el Mundial, ya está. No queda nada, se terminó”.

El festejo con la cocinera de la AFA: “Tengo una relación muy linda con ella, con el cocinero, con la gente que nos acompaña siempre en este tipo de competiciones. Yo desde los 18 años que estoy ahí y ellos están desde antes. Es muchísimo tiempo con muchas cosas compartidas. Ellos lo sufren y lo viven igual que nosotros. Ella estaba feliz, emocionada al igual que todos”.

El streaming con Agüero en medio del Mundial: “Con el Kun habíamos arreglado que después de primer partido íbamos a hacer eso. Después de lo que pasó con Arabia le dije que no al Kun. Quería hacer algo solo, ¿qué vamos a hacer solo? Traigo a uno de los pibes y nos reímos un rato. Llegó el Papu y después se sumaban a los demás. Se enteraron porque seguían al Kun y salió natural. Quería llegar así a la gente porque nos ve distendidos, de otra manera. No es normal vernos así y eso es lo que somos en el día a día. Disfrutamos muchísimo estar en la Selección”.

El corte de Papu Gómez: “Lo de Beckham en realidad venía varias semanas que estaba preparando el corte y se había dejado crecer para llegar al corte ese. No salió como esperaba pero lo bancamos”.

Qué sintió cuando se logró el título: “Es difícil de explicar lo que siento en ese momento. Es un poco lo de antes con mi familia y el gesto, se te cruzan muchísimas cosas por la cabeza y al mismo tiempo nada, como que estás ido. Disfrutando de ese momento, de no poder creer que al final lo conseguimos. Yo te digo que es muy difícil de explicar lo que se siente en ese momento, pero un poco es eso: Ya está, se terminó, se me dio, conseguí todo con la Selección, conseguí todo en mi carrera, en el Barcelona, en lo individual, cerrar mi carrera de una manera única. Cuando empecé con todo esto nunca imaginé que iba a ser de esta manera. Llegar a ese momento fue lo máximo”

La previa al decisivo penal de Montiel en la final: ”En realidad no me acuerdo bien pero creo que le hablaba a Cachete que iba a patear, que lo meta, que no nos haga sufrir más. Creo que iba por ahí. Pedirle a Dios como fue durante toda mi vida siempre en todo, más en ese momento. Pero creo que iba por ahí de decirle a Montiel, hacelo terminalo acá. Era como pedirle a él, a Dios, a todo el mundo, que se termine. Lo de mi abuela y Diego, la verdad que no”.

Messi festeja con Gonzalo Montiel, el encargado de patear el penal que le dio la Copa del Mundo a la Selección (REUTERS/Dylan Martinez)Messi festeja con Gonzalo Montiel, el encargado de patear el penal que le dio la Copa del Mundo a la Selección (REUTERS/Dylan Martinez)

No volvió a ver la final: “La verdad que no. No la volví a ver. Vi resúmenes, jugadas, vi muchos festejos de la gente cuando somos campeones del mundo. Pero la final en sí los 90 minutos, no los vi”.

Qué hizo cuando vio el trofeo: “La vi ahí y no podía no hacer lo que hice. Porque me llamaba, la Copa me llamaba. Ya está, vení agarrame que ahora sí la puedo tocar. Viste que dicen que si no ganas no podes tocarla, mirarla. La vi ahí que brillaba, que sobresaltaba en ese estadio hermoso y no lo pensé. La fui a besar porque pasé por al lado. Obviamente que siempre va a estar ahí. Pero es un consuelo muy grande después de haber pasado tan cerquita antes. No se borra eso. Pero queda a un costado”, dijo sobre la derrota en el Mundial 2014.

El ‘Topo Gigio’ para Van Gaal: “La verdad que no lo tenía pensado. Salió en el momento y sí que sabía lo que se había comentado antes del partido, lo que él había comentado. Algunos de mis compañeros me decía ‘viste lo que dijo’ apropósito. Nos poníamos 2-0 y después en el momento, no me gusta eso que hice, eso que pasó después con el ‘andá pa allá’. Son momentos de mucha tensión, mucho nerviosismo, pasa todo muy rápido y no te da para pensar en nada. En realidad no estaba nada pensado, se fue dando así y como digo, no me gusta dejar esa imagen”.

Sus charlas con Riquelme durante el Mundial: “Hablé con Román después del Mundial. En realidad me escribía después de los partidos y cada tanto hablo. Pero en este Mundial después de los partidos nos hablábamos, él tuvo algunos cruces con Van Gaal en el Barcelona y ayer dijo que eso también de mí. Román siempre que habla de mí tiene título de ese estilo, como digo hablamos muy seguido con él”.

Qué pasó en el “Andá pa´allá, bobo”: ”Fue natural todo lo que salió, habían pasado muchísimas cosas en la cancha con ese jugador en realidad y un par más. Al momento de tensión, roces, cruce, de que se te ponga el partido así, la calentura con el árbitro también. Estaba en la zona mixta y recién había terminado el partido. Y bueno, sé que hay de todo ahora”.

Messi y su cruce con Wout Weghorst tras el triunfo ante Países BajosMessi y su cruce con Wout Weghorst tras el triunfo ante Países Bajos

El viaje de regreso a Argentina: “Fue hermoso. Volver de esa manera, encima fue un viaje largo porque parecía que salíamos apenas terminaba el partido, al final fue a las cinco de la mañana. Estuvimos en el hotel como siete horas hablando y festejando. En el aeropuerto tuvimos seis horas hasta Roma y otras trece hasta Argentina. Imaginate lo que hubiese sido si perdíamos, pero se hizo rápido y disfrutable”.

La multitudinaria recepción en la llegada al país: “La verdad que eso ya sorprendió mucho porque pensamos que al llegar nos íbamos al predio. Cuando llegamos a Ezeiza ya había gente, era un caos y tardamos hasta llegar al predio. No pude dormir, prendí la tele a las seis de la mañana y ya había gente en el Obelisco. Ahí me di cuenta que iba a ser una locura y fue lo que pasó”

Cómo vivió los festejos con la gente en las calles: “La felicidad de la gente grande, chicos, de todas las edades. Era inexplicable, se lo veía en la cara y para nosotros era siempre lo mismo. Todas las caras era siempre iguales. Una locura de gente y lo mejor de todo de cómo se comportó. Porque había 5 millones de personas y no pasó nada, que podría haber pasado con la gente en los puentes, colgados, alguno que se tirar al colectivo”.

El momento en el que casi los alcanza un cable: “Eso fue apenas llegamos que salíamos y decí que todavía no había arrancado. Martín Tocalli avisó y nos dio tiempo para esquivar el cable. Yo creo que la gente entendió que era imposible llegar, nadie imaginaba que haya tanta gente, que salga tanta gente a la calle. Creo que la gente era consiente que queríamos pero no se podía. No había otra. La alegría que había hacía que no importase nada”.

La bedida durante los festejos y cómo quedó por estar horas al sol: ”No sé, algunos empezaron con fernet, otros con gaseosa. Es que en realidad no te dabas cuenta, no pegaba el sol o no te dabas cuenta con el aire del colectivo. Cuando llegue a mi casa estaba todo rojo, estaba hecho mierda, mal dormido, insolado, dolor de cabeza. Estuve dos días medio afiebrado, todo quemado. El bajón de todo lo que habíamos pasado. Los dos, tres primeros días estuve medio mal. Pero yo la saqué barata porque fue la cara, los que se sacaron la camiseta fue un desastre. Pero en ese momento no parecía que pegaba el sol. Cuando llegamos al predio me arrancó a arder toda la cara, fue terrible”.

Messi durante la caravana de los festejos (Gustavo Gavotti)Messi durante la caravana de los festejos (Gustavo Gavotti)

El después de la celebración en las redes: “Vi mucho. Veo los videos y hasta el día de hoy me emociono. Veía videos de la gente festejando el momento que somos campeones, familiares, amigos, gente que se juntaba para ver la final y cómo festejaban cuando Cachete hace el último penal. Es muy emocionante. Estaba como todos mirando todo lo que pasaba. Si no lo veía, alguien me lo mandaba. Estábamos todos iguales. Hasta el día de hoy sigo viendo cuando aparece uno y es muy emocionante”.

La repercusión mundial tras ser campeón mundial: ”Empecé a contestar y primero a mi familia, los amigos más cercanos y después sigo porque ya está. Estuve un par de días contestando, también en Instagram tenía una cantidad, se me bloqueó por la cantidad”.

Su foto con la copa, la más likeada de la historia: “Ni lo busqué tampoco, porque no buscaba ser la foto más likeada ni mucho menos. Pero bueno, ahí está. Muestra un poco lo que la gente quería verme con esa Copa. Creo que esa foto le llegó a la gente. La verdad que muy pocos comentarios pude leer. Es muy difícil. Tenía un millón de mensajes y se me terminó bloqueando. Fue una locura”.

Los mensajes de figuras del deporte tras el título: ”Muy agradecido porque los nombres que llegaban a poner cosas sobre mí son todos estrellas mundiales, números 1 en lo que hacen. Que en ese momento pongan algo mío, para mí es un orgullo muy grande y muy agradecido a todos los que lo hicieron. Algo muy lindo que otros deportistas te reconozcan de esas maneras. En realidad no soy mucho de responder o comentar fotos. Como mucho un like, pero mucho no vi. Me fui enterando porque era tanto y en tan poco tiempo que fue extraordinario. Uno que otro fui contestando”.

El video del baile de Antonela en Noche Buena: “Son momentos que estábamos solo para que llegue la familia porque estaban los preparativos del 24 y lo vi, me gustó y lo mandé. La verdad que no soy de pensar en la repercusión y solo hice lo que siento. Nada más, es la manera en la que vivo también”.

La ausencia de Maradona y su deseo de que le hubiera entregado la copa: ”Sí, obviamente. Si hubiese estado me la hubiese entregado él, pero quería que vea a la Selección campeón del mundo con lo que quería. Hubiese sido muy linda la imagen también. Yo creo que desde arriba tanto él como mucha gente que quiere el bien para mí hacía fuerzas, no sólo para esto, sino para todo en general. Sobretodo ellos en este Mundial, con la canción que fue un boom para todo el mundo y desde arriba estaban empujando”.

Messi y su beso inolvidable a la Copa del Mundo (AP Foto/Hassan Ammar)Messi y su beso inolvidable a la Copa del Mundo (AP Foto/Hassan Ammar)

La canción ‘Muchachos’: “Yo le había dicho que antes del Mundial que me gustaba mucho esa canción pero no se había hecho tan viral. Poco a poco la gente la fue cantando más y se hizo sentir más. En el Mundial estaba todo el mundo con ese canto por más de que no sepan español o no entendían. Es un ritmo, una letra que contagia y estaba todo el mundo con la canción esa”.

Qué se diría si podría hablarle cuando era un niño: ”Que le espera algo extraordinario, algo que no se lo podría imaginar, que va a tener un camino en su profesión muy hermoso con momentos duros que va a tener que superar pero que nunca renuncie a sus sueños porque al final va a tener su recompensa más deseada y un final feliz como una película. Muy linda película”.

El regalo para el pueblo argentino: “Creo que le regalamos a la gente un mes inolvidable, un mes que va a quedar para siempre. Que será imborrable, la gente salía a festejar después de cada partido, no les importaba nada y esperaban el partido de la Selección. Fue un mes, no fue sólo la final y traer la Copa. La gente de Argentina vivió solo para el Mundial. Que termine de esta manera y poder terminar en el último día con la copa generó que el pueblo argentino explote de felicidad. Ni las fiestas se vivieron como fiestas. Las fiestas fueron el Mundial, quedó en segundo plano el 24 y el 31. La gente estaba hecha y nos lo hicieron saber. Nos llegó y lo sentimos de esa manera porque recibimos, no sólo yo, sino todo el plantel las muestras de cariño y de locura de la gente. Va a quedar para toda la vida”.

El tatuaje del 5 de Copa: “Yo todavía debo la carta, la tengo que hacer. Vi tatuajes impresionantes diferentes, la gente es muy ingeniosa para todo”.

Cómo vivió su familia el Mundial: ”Thiago estaba enloquecido. Disfruto cómo vivió el Mundial, cómo sufría porque lloraba después del partido de Holanda o Mateo haciendo cuentas después del que perdimos con Arabia. Ciro es el que menos entiende al ser el más chiquito, pero los otros dos lo vivieron como hinchas argentinos y sufriendo. El mes entero que pude tener a mi familia cerca, lo disfrutaron. Cuando volvimos acá a París extrañábamos los días de Qatar, yo lo puse en un posteo. Sacando los dos, tres partidos después del primer partido fue completo”.

Su mirada de Scaloni y el resto del cuerpo técnico: “El cuerpo técnico es espectacular. Saben lo que es la Selección, lo vivieron y le tienen muchísimo cariño. Tenían la experiencia de haber vivido Mundiales y en cada momento sabían lo que tenían que hacer o decir. El manejo de grupo más allá de la sabiduría en lo táctico”.

Su análisis del rendimiento del equipo en el Mundial: “Creo que todos los partidos en general fuimos siempre mejores que los rivales. Siempre sabíamos lo que teníamos que hacer en cada partido sin abandonar la idea nuestra. Ese pequeño detalle hacía inclinar la cancha a nuestro lado y creo que Scaloni no se equivocó en los siete partidos”.

El regalo de Dios fue la copa: “Con Martín Arévalo tuve una entrevista y no me acuerdo bien si fue en 2014 o antes. Creo que fue antes y le dije que ‘yo sabía que Dios me iba a regalar un Mundial’. Ahí fue lo de Brasil. Yo lo sentía, sabía o presentía que tenía esto guardado para mí. Estaba esperando el momento y creo que no había mejor momento. Como la Copa América por dónde se dio, en qué contexto. Si tenía que elegir el momento para ganar el Mundial, hubiese elegido este. En el final de mi carrera y cerrando mi etapa como profesional”.

Fuente: Infobae

SEGUÍ LEYENDO
ÚLTIMAS NOTICIAS